726

Prevención de la obesidad como método de prevención del cáncer

5 febrero, 2015
1063 Views

La obesidad está vinculada de manera estrecha con el desarrollo de ciertos tipos de cáncer como el cáncer de colon, recto, endometrio, mama, esófago, páncreas, tiroides, vesícula biliar y riñón. Además no se descarta que otros tipos de cáncer estén relacionados también con la obesidad y el sobrepeso.

La obesidad es, como ya se ha dicho en multitud de ocasiones, la gran pandemia de nuestros tiempos. El sobrepeso y la obesidad no duelen por sí mismos. En un primer análisis, muy poco profundo, podría parecer que la obesidad solo puede percibirse de manera visual. Pero si pudiésemos ver lo que está ocurriendo en el interior de un organismo obeso y compararlo con otro que no lo es, nos daríamos cuenta de que son muchas las consecuencias que la obesidad puede tener en la salud de las personas. Son numerosos los problemas causados directamente por la obesidad, y muchos más si hablamos de la obesidad como causa indirecta.
El porcentaje de casos de cáncer asociados a causas genéticas es relativamente bajo (alrededor de un 5-10%). El resto son causados por factores ambientales y estilos de vida no saludables.

En algunos países como Chile se ha calculado que aproximadamente un 20% de los casos de cáncer podrían prevenirse mediante estrategias de prevención de la obesidad.

La obesidad aumenta el riesgo de distintos tipos de cáncer

Las razones acerca de porqué existe esta relación entre la obesidad y el sobrepeso se encuentran, según los estudios científicos, vinculadas a dos motivos principales: uno es una mayor cantidad de tejido adiposo y el otro tiene que ver con concentraciones altas de sustancias como la insulina:
El tejido adiposo o graso, no es solamente una acumulación de grasa sin mayor repercusión para el organismo. El tejido adiposo es también el lugar de formación de hormonas como el estrógeno, el cual, en concentraciones excesivas se asocia a ciertos tipos de cáncer como el de mama y el de endometrio. El vínculo con el desarrollo tumoral de este tejido, se debe además a que en él se produce una regulación del crecimiento celular por medio de ciertos factores de crecimiento y hormonas como las adipocinas.
Por otro lado, una concentración alta de insulina o algunos grados de inflamación típicos en las personas obesas, se relacionan también con la proliferación de ciertos tumores, como el adenocarcinoma de esófago.

Y los lazos entre cáncer y obesidad continúan

El cáncer de colon tiene un riesgo mayor de aparecer cuanto mayor es la circunferencia de la cintura. Esta asociación aparece de manera muy importante en hombres. En mujeres, aunque en menor medida, también se aprecia esta relación.
El riesgo de cáncer de recto también está ligado a una mayor circunferencia de la cintura aunque de una manera más débil que en el caso del cáncer de colon.
En cuanto al cáncer de mama y de endometrio, las razones por las cuales la obesidad es un factor de riesgo parece que podrían deberse a una desregulación hormonal relativa a los estrógenos producto de un tejido graso excesivo. En el cáncer de endometrio, el papel de la diabetes puede ser también un factor importante.

Sin necesidad de alcanzar valores de índice de masa corporal tan altos como para estar incluido dentro del grupo de obesidad, ya desde el sobrepeso se cuenta con un aumento del riesgo de padecer otras enfermedades además del cáncer como son la diabetes, la tensión arterial alta, enfermedades cardiovasculares y derrame cerebral.

Es por este tipo de razones por las que se debe tomar conciencia de que la obesidad es un enemigo silencioso que invade, sin apenas darnos cuenta, a nuestra salud. A veces incluso, esta invasión va acompañada de una seductora sensación de placer. Pero es importante tener bien presente que el desenlace puede no ser tan agradable, que la realidad es que una excesiva masa corporal puede resultar en problemas verdaderamente graves para nuestra calidad de vida y nuestro estado de salud.

Laura Moreno, diplomada en Nutrición Humana y Dietética, licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos y Máster en Nutrigenómica y Nutrición Personalizada. Responsable del área de nutrición y cáncer en OncoDieta

Comentarios