Cigarette butts

Los suplementos nutricionales y el cáncer de pulmón

10 junio, 2015
1347 Views

Los suplementos nutricionales de micronutrientes con actividad antioxidante, son un arma de doble filo en el caso del cáncer de pulmón, tanto en la prevención como durante la enfermedad.

En el caso de pacientes con cáncer de pulmón ya diagnosticados, está sobradamente confirmado que, al igual que ocurre con otros tipos de cáncer, un programa nutricional adaptado y personalizado va a suponer que los requerimientos nutricionales serán más fácilmente cubiertos.

Una ingesta de nutrientes adecuada se traduce en que el estado general del organismo correrá un riesgo menor de deteriorarse. Evitar ese deterioro, es un punto clave en el mantenimiento de una situación óptima desde la que luchar contra la enfermedad y responder de una manera favorable a los tratamientos oncológicos, como quimioterapia o radioterapia, los cuales pueden resultar muy invasivos y en muchas ocasiones merman de manera importante el estado de bienestar de los pacientes.

Causas, desarrollo y efecto de los suplementos en el cáncer de pulmón

El riesgo de padecer cáncer de pulmón en fumadores se ve incrementado a medida que aumenta el número de cigarrillos consumidos al día y la cantidad de años durante los cuales el paciente ha sido fumador. Además de esto, la nutrición y el estilo de vida van a ser fundamentales a la hora de que el riesgo de padecerlo se vea aumentado o disminuido.

La razón por la cual el hecho de fumar aumenta el riesgo de este tipo de cáncer es que algunos de los componentes del humo del tabaco contienen agentes capaces de inducir o generar estrés oxidativo, es decir efectos tóxicos en componentes celulares tales como el ADN o las proteínas.

Por todo esto es perfectamente lógico deducir que, en el caso del cáncer de pulmón, parte de la solución o la prevención, podría venir de la mano de compuestos cuya actividad fuese, mayoritariamente o en su totalidad, antioxidante. No es de locos pensarlo, de hecho, científicos dedicados a investigar las causas y posibles soluciones respecto al cáncer de pulmón también se lo plantearon y estudiaron un efecto protector y curativo de estos micronutrientes en los que esperaban un resultado positivo casi asegurado.

Sin embargo, la prevención mediante el suplemento de antioxidantes en el cáncer de pulmón ha mostrado efectos contradictorios a lo largo de los años.

Los estudios generalmente se han centrado en una serie de micronutrientes cuyos efectos podrían ser los más relevantes. Estos son: vitamina E, beta-caroteno y vitamina A, y ácido fólico. Los tres micronutrientes son especialmente famosos por su actividad antioxidante.

En el caso de la vitamina E, los estudios han mostrado que los suplementos tienen un efecto protector, algo acorde a lo que previamente se creía.
Sin embargo, los resultados de un estudio realizado en fumadores con suplementos de beta-caroteno, vitamina E o combinados de beta-caroteno y vitamina E, fueron sorprendentemente contrarios a lo que los investigadores suponían.

El estudio se llevó a cabo en 30000 fumadores de entre 50 y 69 años y las conclusiones fueron claras, los suplementos de beta-caroteno no solo aumentaron la incidencia de cáncer de pulmón, sino que también se vio aumentada la mortalidad por esta causa. Este incremento de incidencia y mortalidad era más acentuada a medida que era mayor el número de cigarrillos consumidos al día.

Estos problemas respecto al beta-caroteno no aparecen cuando éste no se incluye en la dieta en forma suplementos, es decir el beta-caroteno proveniente de la dieta no presenta este tipo de inconvenientes.
Las conclusiones claras e indiscutibles que se han obtenido son que la mejor protección frente al cáncer de pulmón es evitar los carcinógenos que llegan por las vías respiratorias como el tabaco y el radón, e incrementar el consumo de frutas y verduras (3).

La actividad física y la nutrición se han estudiado como dos grandes elementos capaces de prevenir el cáncer de pulmón (4).

Bibliografía


1.Atwell, L. L., Hsu, A., Wong, C. P., Stevens, J. F., Bella, D., Yu, T. W., … & Ho, E. (2015). Absorption and chemopreventive targets of sulforaphane in humans following consumption of broccoli sprouts or a myrosinase‐treated broccoli sprout extract. Molecular nutrition & food research, 59(3), 424-433.

2. Gamet-Payrastre, L., Li, P., Lumeau, S., Cassar, G., Dupont, M. A., Chevolleau, S., … & Tercé, F. (2000). Sulforaphane, a naturally occurring isothiocyanate, induces cell cycle arrest and apoptosis in HT29 human colon cancer cells. Cancer research, 60(5), 1426-1433.

3.Saz-Pereiro J.P.,Saz-Tejero S. La dieta vegetariana en la prevención y tratamiento del cáncer. Medicina Naturista, 2015; Vol.9 – Nº2:71-81

4. Viegas, O., Yebra-Pimentel, I., Martínez-Carballo, E., Simal-Gandara, J., & Ferreira, I. M. (2014). Effect of beer marinades on formation of polycyclic aromatic hydrocarbons in charcoal-grilled pork. Journal of agricultural and food chemistry, 62(12), 2638-2643.

5. Ariga, T., & Seki, T. (2006). Antithrombotic and anticancer effects of garlic‐derived sulfur compounds: A review. Biofactors, 26(2), 93-103.
6. De Gianni E, Fimognari CAnticancer Mechanism of Sulfur-Containing Compounds Enzymes. 2015;37:167-92

7. Chan, J. M., Holick, C. N., Leitzmann, M. F., Rimm, E. B., Willett, W. C., Stampfer, M. J., & Giovannucci, E. L. (2006). Diet after diagnosis and the risk of prostate cancer progression, recurrence, and death (United States). Cancer Causes & Control, 17(2), 199-208.

Laura Moreno, diplomada en Nutrición Humana y Dietética, licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos y Máster en Nutrigenómica y Nutrición Personalizada. Responsable del área de nutrición y cáncer en OncoDieta

Comentarios